El lago de Iseo

El Lago de Iseo, una joya de rara belleza, donde la naturaleza se funde con el arte donando un gran sentido de paz y bienestar.

En sus orillas surgen antiguas y pintorescas aldeas, se encuentran sugestivas reservas naturales y se pueden saborear los típicos platos de pescado local.

Absolutamente aconsejable es dar la vuelta al lago como se prefiere: en bicicleta, coche, moto o barco, para descubrir la belleza del panorama.

Lo que no hay que perderse:

  • las Reservas Naturales (Turberas del Sebino, Pirámides de Zone, Valle del Freddo);
  • el antiguo camino Valeriano;
  • Lovere;
  •  El Monte Isola;
  • El Orridi di Riva di Solto y Castro;
  • Sarnico y la Pinacoteca
  • Románico en el bajo Sebino;
  • Las Termas de la Villa Romana de Predore.

Reserve ahora

newsletter

Reserva directa

 

Con la reserva directa se disfruta de la entrada gratuita al centro de bienestar todo el año excepto Julio y Agosto, meses en los cuales será ofrecido el acceso a la piscina externa.